Qué pasó con THC

– ¿Con Mariana Israel por favor? – dijo la voz grave de una mujer del otro lado.
– Sí, soy yo. ¿Quién es?
– Lúcia, de THC.
– Síiii….¿?
– Necesitaría el teléfono de la Dra. Verónica Torres, que publicó una nota en la página web del Hospital, con el título “El cigarrillo de marihuana, más cancerígeno que el de tabaco”.

Con toda mi inocencia, le pasé a Lúcia (así, con tilde, lo escribe) el celular de Verónica, que hace unos meses me había deslizado que los cigarrillos hechos con marihuana tienen más componentes cancerígenos que los de tabaco. Enseguida me pareció que era noticia, por lo insólito y poco difundido. Al rato, Lúcia volvió a llamar y esta vez su tono era más agresivo.

– ¿Conseguiste con la doctora? – le pregunté. Trataba de ser servicial, ahora me arrepiento.
– Sí. Volví a llamar porque quiero saber quién autoriza que información falsa se publique en la página.
– Bueno, yo la superviso, la edito y la subo.
– Entonces deberían saber que es totalmente tendencioso el artículo. ¿De dónde sacaron esa información? La bibliografía indica que es todo lo contrario, que el tabaco es más cancerígeno (…)

(Acá viene una sarta de pavadas y “citas de autoridad”, entre las cuales mencionó a la Sociedad de Investigaciones en el uso de Marihuana o algo así. Después nos acusó de amarillistas, tendenciosos, falsos… y malos periodistas).

– ¡¡¡Te tendría que dar cátedra de periodismo!!! – me gritó, sacadísima la Lúcia.
– Dale, ¡¡cuando quieras!! – le contesté sarcásticamente. Y corté, claro, porque ya hacía más de media hora que la escuchaba.

Así que ahora soy una mala periodista tendenciosa. Y la acusación, ¿viene de quién? De la revista THC:

  • Cuya sola calidad del papel revela el altísimo presupuesto que debe insumir hacerla. Y no tiene prácticamente ningún aviso o publicidad. Entonces, ¿quién la financia? ¿Cómo hace para ser objetiva en estas condiciones, cuando está “bancada”?
  • Que minimiza el vínculo entre la droga y la delincuencia cuando decenas de estudios lo comprueban.
  • Que acepta que las embarazadas fumen marihuana, “porque no existen estudios concluyentes”. No hay que ser una luz para saber que no van a hacer experimentos sobre fetos, “a ver qué pasa”.
  • Que esquiva los riesgos y daños que la marihuana le hace al organismo y solo se concentra en sus ventajas.
  • Que avala y promueve una sociedad que depende de una sustancia para sentirse bien y satisfecha.

Y yo son la tendenciosa. Claaaaaaro.

Anuncios

Acerca de marianisrael

Escribo sobre las pequeñas historias de la realidad cotidiana, sobre personas, lugares y cosas que veo. Soy Lic. en Comunicación Social y periodista freelance.
Esta entrada fue publicada en La pluma independiente y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s