Diario de un fin de semana largo entre suegros

Sábado 18 de junio, “La adaptación”

Salimos de Retiro con Guillermo el viernes y llegamos a Mar del Plata a las 2 de la mañana, pero ellos a esa altura ya se habían conocido. Con “ellos” me refiero a mis padres, Silvia y Beto, y a mis suegros, Pelu y Leonel, amontonados en una casita que tiene mi familia en el Bosque Peralta Ramos, dispuestos a pasar un fin de semana largo en dulce convivencia. O eso era lo que esperábamos. Puedo adelantarme al final y decir que nos fue mejor de lo que creíamos, pero, claro, ese sábado 18 todavía estaba hecha un manojo de nervios. Había sufrido un ataque de migraña el día anterior y llegué a MDQ de pésimo humor porque no nos habían dado de comer en el súper ómnibus-cochecamaejecutivo que habíamos pagado. En la casita todos dormían, así que con Guillermo nos acostamos, solo un par de horas, porque a las 9:30 ya empezó el día, el primero de los tres que quedaban por delante.

Fue reconfortante ver que el primer encuentro entre los viejos y los suegros (que había sido el viernes), había funcionado evidentemente bien, porque cuando nos sentamos a desayunar parecían amigos. Papá lo trataba de “mi coronel” a Leonel, ninguno seguía el protocolo típico: mi suegro se levantó una hora antes y se fue a tomar mate a la galería, papá preparó el desayuno y nos sentamos a la mesa, sin Pelu, que se despertó bastante después y no quiso comer. Fue positivo sentir que no estaban en pose y que de hecho actuaban con mucha libertad. A pesar de todo, abundaron las anécdotas… mi papá nunca entendió el nombre de Leonel y le decía “Lionel”, pero con pronunciación yanqui, así que era algo como “Laionel”. “No”, trataba (en vano) de explicarle mi suegro: “No es como Messi, es LEOnel”… no sirvió de nada. Se pusieron de acuerdo y ahora papá le dice “gordo” (y, de paso, Leonel empezó a decirme “Beba”, como me llama papá).

Después de almorzar unos riquísimos filets de merluza con salsa blanca preparados por Leonel, nos fuimos a pasear a Güemes mamá, Pelu y yo. Eso salió bastante bien, de hecho supe que Leonel al principio no quería viajar a Mar del Plata porque tenía miedo de encariñarse con la familia y conmigo, así que le preguntó a Guillermo si realmente la relación “iba en serio”… y ya conocen la respuesta =). Veníamos bien, como contaba, hasta que irrumpió el “misticismo”. Pelu empezó a contar que estaba leyendo un libro acerca de “vidas pasadas”, la reencarnación, la visualización y otros credos. A mamá, que es muy católica, no le cuajó mucho el tema del libro, así que intervine para evitar que entraran en una de esas discusiones sin salida. Tengo que agregar que el misticismo también surgió de mi árbol familiar, cuando papá empezó a contar sus “experiencias cercanas” con la virgen en sus viajes a Lourdes, Fátima, San Nicolás… for God´s sake. Pero bueno, serán tal para cual porque ninguno se sorprendió demasiado.

A la noche se desató el diluvio, y la pobre casita rodeada de altísimos pinos no resistió la tormenta y la luz se cortó TRES VECES. Así que nos sentamos los seis alrededor de la chimenea y, medio en penumbras, nos pusimos a charlar de viajes, antepasados (qué típico) y, lo mejor, anécdotas de los “CUCHIS”, como nos llamaba Pelu. ¡Y Pelu metió la pata con su cuchi menor! Hablábamos del viaje que hizo Guille a Estados Unidos para trabajar en un centro de esquí y Pelu le preguntó: “¿¿No les contaste a Silvia y Beto la anécdota de cuando comiste el brownie de marihuana??”… Fue casi como si mamá se largara a hablar de los parásitos que tenía de chiquita, o peor. La cara de mis viejos se congeló (¡menos mal que se había cortado la luz!): “¿Qué pasó Guillermo?”, preguntó mamá. El pobre empezó a deshacerse en excusas, que le habían regalado la torta unos yanquis y que él no sabía que tenía droga; que no lo hizo conscientemente; que él no consume marihuana… Me descostillaba. Al rato nos fuimos a dormir. Balance del día: muy divertido.

La casita

Domingo 19, “Como si San Martín y Bolívar se encontraran”

Guillermo empezó a perder la paciencia: “¡No para de hablar!”, me decía señalando a Pelu. Y qué decir de cuando se la encontró a las 13 del domingo en destellante pijama rojo de satén; pero Pelu estaba justificada: se estaba tomando el feo trabajo de limpiar el baño, para espanto de mamá que la agarró a medio camino con el trapo amarillo y la frenó. Guillermo, que se despertó con el pie crítico, apuntó entonces los cañones hacia el padre, en jogging (“es impresentable”, se lamentaba); pero también tenía sus motivos: nos hizo un asado opulento y abajo de la llovizna.

A la tarde dormimos siesta, como todos los días, y nos enganchamos con la película “El concierto” (muy buena, por cierto). Y a la noche, salimos a comer al puerto Leonel, Guille y yo, y nos hicimos una panzada de mejillones. Aproveché, y entre bicho y bicho, le tiré a Laionel la pregunta: “¿Cómo fue el primer encuentro con Beto?”. “Como si nos hubiésemos conocido de toda la vida”, me contestó, con la sinceridad escrita en la cara. “Como si San Martín y Bolívar se encontraran”. Wow, pensé, al final, el impulso suicida de juntar a nuestros padres había salido mejor de lo que esperábamos todos.

Más tarde, sola con Guille, le confesé que todo esto me daba cierta sensación de vértigo, de punto de no retorno. Pero valió la pena jugarse y que las familias se lleven bien es un valor agregado.

Guillermo y yo viajamos de vuelta el lunes por la tarde. La familia se quedó un día más. Dormí todo el viaje, creo que por los nervios acumulados después de un fin de semana INTENSO, pero feliz.

… Y para los que creyeron que este fin de semana se iba a hablar de casamiento, les digo que ninguno de los cuatro progenitores emitió palabra acerca del tema. Ni mu. Qué tranquila que me dejó (y qué bien que funcionaron las amenazas).

Anuncios

Acerca de marianisrael

Escribo sobre las pequeñas historias de la realidad cotidiana, sobre personas, lugares y cosas que veo. Soy Lic. en Comunicación Social y periodista freelance.
Galería | Esta entrada fue publicada en La pluma independiente y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Diario de un fin de semana largo entre suegros

  1. Vero dijo:

    jajaa.. q bueno enterarme de mas detalles de tu fin de semana INTENSO!!!! Y yo aca a unos cientos de kilomentros también puedo decir que el mio también lo fue!! Besoss

  2. lele dijo:

    jajajajajajja, que disgusto se debe haber pegado pobre gordo (gullie), cuando la vio a la loca ( pelu) con el pijama rojo encandilante , guantes naranjas y el tramo amarillo en mano!!!!! me muero jajajajaj

  3. Cande dijo:

    Marian sos lo mas!! me encanto leer tu finde!! como siempre, yo te tenia fe que todo iba a ser “esplendido”!! jajaj

  4. Gabriela Monti dijo:

    Que Loco, como te dije el viernes tu apuesta se veìa arriesgada, pero perfectamente viable. Me muero de risa los comentarios son perfectamente lògicos y muy similares a la pelìcula de los Focker……..Me encanto el relato del experimento y me imagino la cara de Guille cuando encontrò a su mami con el pijama rojo. Jua Jua Jua!!!

  5. Luchi dijo:

    JAJAJA IN CRE IBLE, solo vos Marian, solo vos!!!
    Tal cual, un fin de semana al estlo Fockers!!!
    GENIAL =)

  6. Victoria Fornieles y Agustina Reta dijo:

    Acá vicky y titi te piden que reclames un día de spa para acomodarte nuevamente!!!!
    Besos Marian! =)

  7. Sole dijo:

    JAJA!! Marian como me haces reir!! no entiendo como no lo lei antes, me moría de intriga por saber como había sido ese finde de convivencia!! Solo a vos se te ocurre… Buenísimo!!!

  8. FERNANDO dijo:

    BUENISIMO, ME IMAGINO LA CARA DE BAM BAM (GUILLE) CUANDO LA VIO A LA PELU EN CAMISON, GUANTES Y EL TRAPO AMARILLO. PERO . . . ¿ESTABA PINTADA?. ME ENCANTO EL RELATO DEL ENCUENTRO.
    SOBRE LA PREGUNTA ¿PARA CUANDO LOS CONFITES? NO SE APUREN VIVAN LA FELICIDAD QUE LOS ENTORNA AHORA EL RESTO VIENE SOLO
    BESOS MILES
    TIO TITI. NO PELA (UDS ENTIENDEN)

  9. Milu Pizzicari dijo:

    Jajajaja no puedo creer este relato!!!. Che y Beto no contó de sus amorios??. muero por ver la cara del gordo en esa situación con Peluuu. A ver si cuando estemos allá metemos un finde de relax! Besos enormeees

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s